29 de abril de 2014

V Encuentro Hislibris (25-27 de abril de 2014)

El pasado fin de semana se realizó el V Encuentro Hislibris en Alcalá de Henares (viernes tarde) y Madrid (sábado y domingo). Como necesitaba la mayor parte dle domingo para tareas de corrección y calificación de notas de mi asignatura en la UOC, estuve solamente el viernes tarde y el sábado, regresando a Barcelona la mañana del domingo. No es mi primer encuentro hislibreño: acudí con cierta timidez (¡a ver qué me voy a encontrar!) en la primera reunión en 2010 en Madrid, siendo un descubrimiento y una confirmación de lo que en el portal Hislibris ya conocía. Conocí a un buen grupo de amigos, compartí tres días con ellos y regresé más integrado que nunca en la comunidad hislibreña. La segunda reunión fue en Valencia en 2011 y aunque estaba cerca, no pude asistir, ¡a pesar de que se presentaba el libro de relatos en el que se publicaba mi primer relato, "Larinum"!. Pero para el tercer encuentro, celebrado en Cornellà de Llobregat en 2012, no tenía excusa. En 2013 los actos se celebraron en Carmona (Sevilla), y en esta ocasión, mal me pesara, tampoco pude acudir. Y ahora tocaba el V Encuentro, el más entrañable y "familiar" de los que hasta ahora se han celebrado.

¡Los Celedonios!
Decir Hislibris es hablar de un grupo de amigos que se "encuentran" en un portal de reseñas y un foro, en el que intercambian opiniones y comentarios de libros, ya sean novelas (el origen del proyecto) como ensayos, todos ellos relacionados con la disciplina de la historia. No recuerdo cómo "descubrí" el universo hislibreño, y aunque me registré en noviembre de 2007 mis primeras participaciones no fueron hasta marzo o abril de 2008... y desde entonces no me sacan de allí ni con agua caliente. Hislibris es más que un portal y un foro, es ese segundo hogar, o esa segunda familia (como los Fisher cuando revisitas Six Feet Under), con los que pasas tanto tiempo y compartes tantas cosas. Con los años se crean unos vínculos personales que van más allá de compartir impresiones, hablar de libros, de películas e incluso de series de televisión. Es también el ámbito del Concurso de Relato Histórico Hislibris, iniciado en el otoño de 2008 (si no ando errado en las fechas), que ya lleva seis ediciones y que se ha convertido por méditos propios en uno de los certámenes más interesantes, justos, valorados y exitosos del panorama literario español (sí, ahí queda eso). Participé como jurado en sus dos primeras ediciones, cuando el concurso era el de un grupo de amigos que escribían y no tenían mayores ambiciones que compartir sensaciones y experiencias. Pero ya el tercer concurso fue un salto adelante bestial, en él participé como autor por primera vez... y llegamos a una sexta edición de septiembre de 2013 a febrero de 2014 con más de 150 relatos presentados, leídos y comentados (la zona del concurso en el foro ha tenido más de 10.000 mensajes de lectores, comentaristas y miembros del jurado, duplicando prácticamente el volumen de comentarios de la edición anterior. Algo que claramente se nos ha ido de las manos en cuanto a expectativas, pero que sigue manteniendo una enorme calidad y un control por parte de sus organizadores, con Javier Baonza (Javi_LR) a su cabeza. Cinco antologías de relatos (el primero agrupaba los cuentos de los primeros dos concursos) avalan la calidad de un concurso que es más que mucho eso: es la culminación del proyecto de una comunidad de lectores que, con el tiempo, se han convertido en amigos. Y que ya están deseando que llegue la siguiente reunión...

Grupo hislibreño en Alcalá de Henares, el viernes 25 de abril por la tarde.
Sancho, te ha salido un competidor... :-P



No hablaré en detalle de los actos del V Encuentro, dejo el enlace para una crónica del mismo publicada en el portal (o la Papri, de "página principal") y bastantes comentarios al respecto en un hilo del foro. Mis sensaciones fueron positivas en los dos días que estuve allí. Llegué a Alcalá de Henares justo cuando había empezado la visita guiada a cargo de Olalla García (embarazadísima y aún así dispuesta a enseñarnos la ciudad). Posteriormente, ya sentados en el salón de actos del Museo Arqueológico Regional, y con la presencia de su director, Enrique Baquedano (que al principio parecía preguntarse en qué diablos le habían metido y luego no podía parar de reír ante el clima de cachondeo de estos locos por los libros), se produjo la entrega de los Premios de Literatura Histórica Hislibris: unos premios, con galardón incluido (el Celedonio), con varias categorías. El origen de estos premios fue la colaboración de Hislibris con las editoriales, pieza indiscutible según el fundador del portal, Richar Tejedor, hace años. Las categorías son mejor ensayo histórico, mejor novela histórica, mejor autor español, mejor autor novel, mejor portada, mejor labor editorial y el premio más deseado por la comunidad, el premio al hislibreño de honor; en la crónica de detallan los ganadores. Tras muchas risas y aplausos, regresamos a Madrid para cenar en hermandad y compartir unas cuantas horas de sobremesa y copeo.

El sábado, al filo del mediodía, se realizaron las ya tradicionales mesas redondas en el lugar de encuentro habitual en Madrid, la Hislibris Tabernae, que desgraciadamente (¡la crisis!) pronto cerrará sus puertas... esperemos que para reabrir con nuevos proyectos; Ariodante (Fuensanta Niñirola) cuenta en detalle en la crónica su desarrollo. En este caso, autores/testimonios españoles de la Primera Guerra Mundial (Valle Inclán y Blasco Ibáñez), a cargo de Jaime Alejandre y Guillermo Chico, y la figura de Aníbal en la novela histórica española. Ambas interesantísimas, y la primera de ellas precedida por una presentación de María José Galván sobre España y la Gran Guerra, desde el punto de vista intelectual y literario. En la mesa anibálica participé con un par de "preguntas" a los autores presentes (Arturo Gonzalo Aizpiri, que además presentaba su reciente novela El cáliz de Melqart, continuación de El heredero de Tartessos y que prontito leeré, y Javier Pellicer)  acerca de hasta qué punto las fuentes sobre Aníbal han moldeado su figura, idealizándola y "romantizándola" ya en la propia Antigüedad (toma pedantería...). Posteriormente comimos allí mismo, todos juntos, seguimos charlando y comentando; poco a poco el local se fue vaciando, algunos para echar una siesta, otros para seguir dándole a la sin hueso, para trasladarnos al Café Comercial (Glorieta de Bilbao), donde se hizo la presentación de La voluntad de poder y otros relatos, la antología de relatos del VI Concurso de Relato Histórico Hislibris... y en la que participo (¡quedé 3º ex aequo en el certamen!) con mi cuento "Entre libros y sobres". Una presentación atípica, sin un presentador (como es habitual), siendo el propio Javi, los autores incluidos en la antología presentes en la sala y el resto de hislibreños los que hablamos, debatimos y nos reímos alrededor del concurso, su funcionamiento, sus polémicas y los desesos de que pronto se convoque la séptima edición. Cena también en hermandad, como debe ser...

Cena en el Café Comercial de Madrid.

Regresé el domingo por la mañana (atrapado por Las tres bodas de Manolita de Almudena Grandes en el trayecto de metro, la espera en el aeropuerto y el viaje en avión hasta Barcelona), deseando haber tenido más tiempo para quedarme, pues además esa mañana se realizó, entre los hislibreños que aún resistían, una visita en grupo al remozado Museo Arqueológico Nacional. ¡Museo que debo visitar en mi próximo viaje a la Villa y Corte, a ver si la reforma no ha sido sólo chapa y pintura, y han podido actualizar un discurso museístico que estaba desfasado en el momento en que cerró sus puertas hace unos años! Y sobre todo sintiendo pena por dejar a tan buen grupo de amigos, a lectores como yo, tan diversos y al mismo tiempo tan parecidos en cuanto al amor que profesamos por la literatura (histórica y en general). Hoy despertamos con la noticia de que cierra la Hislibris Tabernae (aunque algo dejó caer Javi en una conversación entre copas), pero esperamos que pronto haya un nuevo espacio de reunión. No sabemos dónde será el VI Encuentro, pronto empezará la maquinaria del VII Concurso de Relato Histórico... mientras, la Comunidad Hislibris sigue en danza, y esperamos que por mucho tiempo.

9 comentarios:

Arturo dijo...


¡Fantástica crónica, Óscar/Farsalia! Fue un gran placer compartir contigo y con los demás hislibreños el fin de semana. Enhorabuena por tu magnífico relato en el concurso y ten por seguro que Hislibris seguirá adelante con más impulso que nunca a pesar del cierre de la taberna. Un abrazo.

Ángeles Pavía dijo...

Genial crónica o lo que sea, y la verdad, da gusto leer que lo que uno siente es compartido por los demás. Gracias por este finde magnífico, Óscar, nuestro querido Farsalia :)

Oscar González dijo...

Gracias a ambos. Hislibris sois vosotros, somos todos... y desde luego que seguirá en una nueva sede, sea donde sea. Lástima no estar mañana para levantar mi copa con los asistentes al acto final de la Hislibris Tabernae.

Iñigo Pereyra dijo...

Oe, oe, oe... Oe, oe.
Bien por ti gato.

Leandro H. (Mr. Gado) dijo...

¡Nuestra fama se expande! Gracias por el esfuerzo divulgativo. Un abrazo.

Oscar González dijo...

Jejejeje, ¡gracias, compadre!

Oscar González dijo...

¡Y que dure, Leandro!

ARIODANTE dijo...

Bravo, Oscar! Esperemos que sí, que pronto haya otro lugar físico de encuentro, y mientras tanto, seguiremos con el de siempre, o sea, el virtual, y planificando ya la próxima reunión al año que viene. ¡Ha sido un verdadero placer!

Oscar González dijo...

Sea donde sea, ¡seguiremos viéndonos!